Glenda Amaya

Cuando llegue a Dante mi vida era un total desorden emocional, tenia la idea loca de suicidarme por un chico, pero cuando hable con un asesor espiritual el me comenzó a ayudar, aconsejarme a guiarme mucho mejor, sin yo tener aun para el material. Hizo algunos altares con materiales guardados y comenzamos a hacer misas juntos en las noches. Mi vida comenzó a tener una luz, ya no era una chica solitaria, ya podia hablar con los asesores que me aconsejaran, y ellos me ayudaron a que el chico que tanto amaba regresara a mi lado. Gracias a Dante yo he vuelto a ser amada y esta persona nunca mas se ha alejado de mi vida, es muy atento, me invita a cenar, me llama a diario y me busca luego de mi trabajo. Llevamos dos años viviendo juntos. Y la verdad que Dante fue quien me hizo creer de nuevo. GRACIAS DANTE

"se trata de testimonios individuales y los resultados pueden variar de persona a persona".